Asiste a la escuela sólo 17% de niños jornaleros migrantes

*A fin de mejorar la atención y posibilidades de acceso y permanencia de miles de…

jornada.unam.mx

 

A fin de mejorar la atención y posibilidades de acceso y permanencia de miles de niños jornaleros agrícolas migrantes en la escuela, el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) y seis entidades que integran la ruta migratoria del Pacífico, la más importante del país, suscribieron un acuerdo para fortalecer el intercambio de información, garantizar la estabilidad educativa de los menores y mejorar su tránsito escolar de un estado a otro.

De acuerdo con información del organismo autónomo, en México existen entre 279 mil y 326 mil niños y adolescentes jornaleros agrícolas migrantes en edad de cursar la educación obligatoria, que va de prescolar a bachillerato. Sin embargo, se estima que sólo entre 14 y 17 por ciento de ellos asisten a la escuela.

Con la firma del Acuerdo Interinstitucional para mejorar la atención educativa de la niñez jornalera agrícola migrante, suscrito en abril pasado, y en el que participan Baja California, Baja California Sur, Guerrero, Oaxaca, Sinaloa y Sonora, el INEE busca fortalecer la atención de un sector de la población que enfrenta las mayores barreras para ingresar, permanecer y aprender en el sistema educativo.

Entre los compromisos del acuerdo se incluyen seis acciones trascendentales, como la designación en cada entidad de un enlace a cargo de los procesos de gestión de información y seguimiento de los niños jornaleros agrícolas migrantes en su trayectoria y la comunicación permanente con los enlaces de otra entidad.

Las autoridades educativas locales también se comprometieron a aportar recíproca y oportunamenteinformación acerca de estos menores, a fin de garantizar su estabilidad educativa a su paso por cada estado. Se deberán desarrollar mecanismos, tanto académicos como administrativos, para garantizarles una trayectoria escolar continua.

Ello implicará, destaca el acuerdo, intercambiar información entre los estados incluso sobre los periodos de siembra y cosecha, entregar información útil de los menores jornaleros registrados en los campos agrícolas para hacer una revisión de los datos y darles seguimiento.

Además, deberán intercambiar información que permita dar seguimiento del trayecto escolar de los niños y adolescentes jornaleros migrantes tanto de salida como de regreso a sus comunidades de origen al término de cada ciclo agrícola, pues se busca mantener un registro de su avance académico tanto durante su estancia en los campos agrícolas como en sus lugares de origen.

A pesar de que en nuestro país se busca atender a este sector de la población en el sistema educativo desde hace 35 años, y de que uno de cada 100 menores en México es un jornalero agrícola migrante, el INEE reconoce que son el sector más vulnerable en el acceso a su derecho a la educación, pues sus tasas de escolarización y retención en las aulas se ubican entre las más bajas.

El acuerdo contempla, entre las seis acciones estratégicas, mejorar la coordinación con las autoridades que implementan programas sociales, a fin de que se garantice su acceso para los menores, pese a su movilidad.

Share
Bitnami