Caso Familia Agraz; ‘Homicidio pudo haberse evitado’

*No se emitieron medidas preventivas para los menores, advierte Miguel Saucedo, abogado del padre de los niños…

excelsior.com.mx

CIUDAD DE MÉXICO.

El homicidio de los tres menores cometido presuntamente a manos de su mamá, en complicidad con sus abuelos, “pudo haberse evitado con medidas preventivas durante el pleito de custodia entre Mireya Agraz Cortés y Leopoldo Olvera”, padre de los pequeños, hallados muertos el pasado 8 de junio en una vivienda de San Jerónimo Lídice.

Tenía más de un año de que se emitió la sentencia; hubo muchos requerimientos contra esta señora (Mireya Agraz) para que cumpliera; ella presentó (un) recurso de apelación, juicios de amparo, recursos de revisión (y) el asunto fue a la Corte, fue una gran cantidad de recursos.

Ella ya sabía desde hace más de un año que tenía que entregar a los niños, que no había salida, que era obligatorio tener que hacerlo”, dijo a
Excélsior Miguel Saucedo, abogado del papá de los menores.

La defensa indicó que el antecedente de los dos intentos de suicidio que tuvo Mireya Agraz Cortés, de 38 años, fue notificado a la juez 11 de lo Familiar para que se tomaran medidas o se aplicara protocolo de vigilancia de los niños.

Se le comunicó a la juez porque los niños dejaron de ir a la escuela; también, al parecer, los cambió de religión.

Se le notificó a la juez, pero gravemente la participación en el actuar judicial fue sumamente lenta”, señaló.

Saucedo agregó que en la planeación de este homicidio múltiple pudieron haber participado más personas, ya que fue planeado con varios días o semanas de anticipación.

Mireya Agrez Cortés, sus gemelas Arantza y Regina y su hijo Emiliano, así como su padre Enrique, fueron hallados muertos, mientras su mamá Rosa María salvó la vida –y aún está grave– luego de que todos ingirieran medicinas.

Sobre esta decisión, el abogado de Leopoldo Olvera, padre de los niños, dijo en entrevista para Imagen
Radio con Pascal Beltrán del Río, que fue una revancha personal para afectar a su cliente.

Mireya y sus padres planearon la muerte de tres menores.

Había muchas salidas, agotaron los caminos legales, el único que le quedaba era afectar a Leopoldo más allá de lo legal”.

Señaló que hubo alienación por parte de ella. “En los juegos que refería la trabajadora social, uno de los niños le decía al papá, ‘vamos a jugar al abogado’, y éste le contestaba. ‘qué quieres que hagamos’, (el niño respondía), ‘tú me dices qué tengo qué decir, y yo te lo digo’; esas referencias indicaban que en la alienación también participaron los abogados”.

En todo el proceso, Mireya tuvo asesoría de un gran número de despachos, derivado de la inestabilidad de ella, dijo el abogado.

Abogado de Mireya señala irregularidad

El proceso de divorcio y por la custodia de los hijos de Mireya Agraz Cortés, quien el pasado 8 de junio habría suministrado medicamentos a sus tres hijos, así como a su padre y madre, para después suicidarse de la misma manera, “estuvo lleno de irregularidades y arbitrariedades”, dijo ayer el abogado de la mujer.

Ella llegó en junio 2014 a solicitar apoyo legal y sicológico”, contó Joaquín Alonso González Rivas en entrevista para Imagen Radio con Pascal Beltrán del Río.

Ella le demandó el divorcio a Leopoldo Olvera en 2010, y la obligaron a llegar a un convenio que no cumplió, porque se enteró que este sujeto violaba a su hijo Emiliano. En 2012, él le demandó el cambio de custodia y la obligaron otra vez a firmar un convenio que no le favorecía.

Él, entonces, abusó de sus hijas pequeñas Arantza y Regina”, dijo el abogado, quien en ese año colaboraba con la Asociación de Desarrollo Integral para Personas Violadas, conocida como DIVAC.

Señaló directamente al Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México de actuar en favor de Olvera.

Yo me dediqué a investigar a la jueza Vigésimo Sexta de lo Familiar, Juana Érika Ordóñez Salazar; a su secretaria conciliadora, Karla Giovanna Estrada Olvera; solicité en Infomex sus currícula, y ninguna de ellas tiene formación de perspectiva de género, ni de derechos humanos, ni de los niños”, dijo González Rivas.

Agregó que la directora de Evaluación e Intervención Psicológica para Apoyo Judicial, Mariana Ortiz Castañares; la subdirectora de Asistencia Técnica, Aline Liliana Miranda Hernández, y Rubén Jorge Salazar Ojeda, coordinador de Terapias en Menores de Edad, tampoco tienen formación en perspectiva de género ni en violencia sexual infantil o en derechos humanos ni de la niñez.

María Cristina Pérez Agüero, funcionaria del Centro de Convivencia Familiar Supervisada, apoya el Síndrome de Alienación Parental (SAP), que es un síndrome no reconocido por la Organización Mundial de la Salud ni por la Asociación Americana de Psiquiatría”, agregó el litigante.

Dijo que el SAP fue un invento del médico Richard Garner, de Nueva York, quien se ostentaba como académico de la Universidad de Columbia. “Sólo era un becario”.

JUEZA JUSTIFICÓ SENTENCIA

Imagen Noticias, con Ciro Gómez Leyva, tuvo acceso a la sentencia del 25 de febrero de 2016 que suspendió la patria potestad a Mireya Agraz Cortés de sus tres hijos.

La jueza Silvia Araceli García justifica su decisión al valorar las declaraciones del exesposo Leopoldo Olvera, quien refirió que Mireya le llegó a decir que “prefería matarlo antes de que sus hijos vivan con él”.

Sobre sus hijos, la juzgadora indica que no se encontraron síntomas de abuso sexual. Sin embargo, en la misma sentencia la impartidora de justicia tuvo las valoraciones de cuatro sicólogos especialistas en abuso sexual infantil, quienes señalaron que sí había síntomas en el hijo mayor.

Una de esas opiniones fue de la sicóloga Marisol Contreras, de la Asociación para el Desarrollo Integral de Personas Violadas.

Share
Bitnami