Certifican golpes a empleada de Senado

*Un médico del Hospital 1 de Octubre constató que Maricela Rangel Larios presentaba lesiones diversas…

 

excelsior.com.mx

 

CIUDAD DE MÉXICO.

El médico Omar Ángeles Mártir, del Hospital Regional 1 de Octubre, certificó que Maricela Rangel Larios, trabajadora del Senado de la República, presentó contusiones (golpes) en diversas partes del cuerpo.

La paciente se presentó el viernes en la unidad médica argumentando que recibió los golpes por parte del personal de Resguardo de la Cámara alta, al ser desalojada del recinto durante la media noche del jueves, junto con diez compañeros más con los que mantenía retenidas las instalaciones del Sindicato de Trabajadores de la Cámara de Senadores.

“Me permito hacer de su conocimiento que el paciente… presenta una patología que probablemente se relacione a un caso médico legal”, registró en el formato único de notificación de caso médico legal para su aviso al Ministerio Público.

En el diagnóstico, del que Excélsior tuvo copia, se explica que las contusiones se acreditaron en la columna, en el hombro derecho, en muñeca y rodilla, sin lesión ósea. “Diagnóstico: policontundida”.

También se determinó dar una licencia médica de cinco días a la trabajadora advirtiendo, además, que la paciente es hipertensa y diabética.

Dicho diagnóstico se suma al historial de agresiones que denunciaron los 11 trabajadores al ser desalojados en el Senado de la República esta semana, quienes presentaron también una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Los empleados habían retenido las oficinas desde la noche del miércoles para detener el concurso escalafonario de plazas organizado por la líder sindical Bertha Orozco, argumentando que no tiene facultades para convocar al concurso, y que éste “fue hecho a modo” de sus intereses.

Michel Pavía Ledezma, otro de los trabajadores disidentes del sindicato, narró el viernes a Excélsior que acudieron a la CNDH “porque fueron denostados, ultrajados y golpeados. La queja procedió y está en fase de investigación, pero son hechos constitutivos de presuntas violaciones a derechos humanos por abuso de autoridad”.

El sindicalizado, quien labora en la Cámara desde hace 27 años, pretendía hacer una huelga de hambre desde la madrugada del viernes, pero desistió en su intención porque, dijo, seguiría su queja por la vía legal.

Narró, además, que los 11 trabajadores fueron tomados por sorpresa por al menos 60 elementos de resguardo, encabezados por el director de Resguardo Isidoro González.

“A una compañera, a la que también golpearon en el forcejeo, se le subió la presión y la tuve que llevar al hospital”, agregó Pavía Ledezma en referencia a Maricela Rangel.

Excélsior buscó el pasado viernes en las oficinas de Resguardo al director González en diversas ocasiones, pero la respuesta siempre fue que devolvería la llamada para contar su versión, pero el hecho nunca tuvo efecto.

Cabe destacar que  existe una resolución judicial que anuló la toma de nota de Bertha Orozco del año 2013 y suspende todos los actos legales firmados por ella desde ese año; sin embargo, el Senado se niega a acatar las órdenes judiciales.

Empero, luego de reunirse con el director administrativo del Senado, Roberto Figueroa, la lideresa sindical sentenció: “Nosotros tenemos una toma de nota vigente, compañeros, y mientras tengamos la toma de nota vigente y el apoyo de nuestros agremiados ahí estaremos”, contestó Bertha Orozco.

Share
Bitnami