Cesan a dos policías por presuntos vínculos con “El Ojos”

*La Secretaría de Seguridad Pública capitalina (SSP) cesó a dos policías por su presunta vinculación con…

proceso.com.mx

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Secretaría de Seguridad Pública capitalina (SSP) cesó a dos policías por su presunta vinculación con las actividades que realizaba Felipe de Jesús Pérez El Ojos, líder de la organización criminal que controlaba la venta de droga y otros delitos en la delegación Tláhuac y la zona oriente de la capital.

A casi un mes de que éste fue abatido por elementos de la Marina nacional –el pasado 20 de juio-, el titular de la SSP, Hiram Almeida, informó del cese de ambos elementos debido a que les encontraron mensajes de correo electrónico o WhatsApp que los ligaban con las actividades de El Ojos, de acuerdo con información del diario Reforma.

Según el funcionario, uno de los agentes policiacos amenazó al jefe del Sector Zapotitla. “El mensaje obedecía a una amenaza al jefe del sector, había una amenaza de muerte en relación a alguna actividad que se estaba realizando”, explicó.

En el otro caso, se descubrió que no obedecía órdenes de operativos “al no llegar a tiempo en algunos tiempos y movimientos específicos a algún llamado de alertamiento”, agregó el jefe de la policía capitalina.

Almeida Estrada añadió –de acuerdo con el reporte de Reforma– que a principios de 2017 removieron a 200 policías de su zona en Tláhuac y comenzaron investigaciones por corrupción, además de procesos disciplinarios internos. Incluso, dijo algunos de ellos ya fueron destituidos.

En sus ediciones 2125 y 2126, Proceso adelantó que la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y la Procuraduría General de Justicia (PGJ) capitalinas tenían abiertas carpetas de investigación contra al menos 10 mandos policiacos presuntamente involucrados con la organización delictiva liderada por Felipe de Jesús Pérez Luna El Ojos, en la delegación Tláhuac.

El 3 de agosto, la dependencia a cargo de Edmundo Garrido destituyó al fiscal José Manuel Everardo Gordillo, y al mando de la Policía de Investigación (PDI) de esa demarcación, por lo menos hasta que concluyan las investigaciones sobre su presunta participación u omisión en los hechos delictivos que azotaban la zona.

Share
Bitnami