El dedazo llegó a su fin, vaticinan priistas

*Aspirante a la candidatura presidencial, Ivonne Ortega señala que para frenar la pérdida de rentabilidad del partido se necesita del acompañamiento de las bases priistas y de la ciudadanía en general…

 

excelsior.com.mx

 

CIUDAD DE MÉXICO.

Mientras la dirigencia anticipa que la definición del método para seleccionar candidatos no será el tema más importante en la XXII Asamblea Nacional del PRI, priistas de diversas corrientes consideran que el tiempo del dedazo llegó a su fin.

Consultados por Excélsior, liderazgos de ese partido señalan que los militantes quieren ser escuchados en la definición del futuro abanderado presidencial y, ante la expectativa de un prospecto externo, piden piso parejo.

Aspirante a la candidatura presidencial, Ivonne Ortega señala que para frenar la pérdida de rentabilidad del partido se necesita del acompañamiento de las bases priistas y de la ciudadanía en general.

No queremos decisiones cupulares, no queremos dedazo, queremos ser escuchados”, plantea la exgobernadora y exsecretaria general del PRI.

El diputado capitalino José Encarnación Alfaro, del movimiento Alianza Generacional, sostiene que éste busca que la Asamblea Nacional del PRI no sea de trámite ni cosmética.

Pero advierte: “La dirigencia siempre puede estar en la tentación de realizar una asamblea controlada”.

Crítica de esa corriente, la senadora Diva Gastélum comparte, sin embargo, el diagnóstico sobre el malestar de los priistas de a pie.

“El priista te está viendo y dice no me maltrates. Yo aquí no estoy pintado, quiero que me escuches”, describe.

Integrante del CEN del PRI como secretaria de Atención de Estados en Oposición, confía en que la próxima Asamblea Nacional marcará un parteaguas.

Para la dirigencia, el reclamo está siendo atendido. Al frente del sector popular, el senador Arturo Zamora sostiene que, como parte de los preparativos, en los últimos dos meses fueron escuchados más de 350 mil militantes.

Definición

El presidente nacional del PRI, Enrique Ochoa, sostiene que todos los métodos que los Estatutos prevén serán considerados, según las circunstancias: Elección Directa, Convención de Delegados o por Comisión para la Postulación de Candidatos.

— ¿Es posible la elección abierta de candidatos?—, preguntamos al dirigente partidista.

“Sí, por supuesto, uno de los procedimientos que debe tener todo partido político es el de consulta a la base, ya sea a los militantes o a los militantes y simpatizantes. El PRI ha utilizado recurrentemente ese mecanismo”, responde.

Al anticipar que seguirán recurriendo a diversos métodos de elección, Ochoa afirma que éste no será el tema más importante de la Asamblea.

“Los debates más importantes que tendremos como partido serán presentar ante la opinión pública las distintas propuestas para resolver problemas locales, regionales y nacionales”, define Ochoa.

NO A LOS TAPADOS

Quienes abiertamente consideran que el PRI debe cambiar se pronuncian contra los usos y costumbres del partido y esperan que en la mesa correspondiente a la revisión de Estatutos, se hagan cambios.

“Si la sociedad cambió y el partido no cambia, la sociedad va cambiar al partido. Ya se acabaron los tiempos de los tapados y los vetados”, sostiene Ivonne Ortega.

Para Diva Gastélum, a la hora de definir el candidato presidencial se deberá incluir a la militancia.

“Tiene que ser un método en donde la mayoría se vea incluido. No sé cuál va ser”, reconoce la senadora.

Y advierte: “Una guerra entre priistas no nos sirve. (Necesitamos) un debate polémico, fuerte, que revitalice al partido y le dé cauce para acuerdos”.

Al respecto, el senador Ernesto Gándara, secretario técnico del Consejo Político Nacional del PRI y por lo tanto al frente de la organización de la Asamblea, admite que el ánimo priista es contra el dedazo.

“Nadie quiere el dedazo. Yo no quiero el dedazo… a lo que se refiere la gente con el dedazo es que no quieren a candidatos impuestos que vayan en contra del sentir de ellos mismos, de los priistas y de los ciudadanos”, puntualiza.

Agrega que el partido necesita “sacar buenos candidatos, capaces, congruentes y honestos, y que tengan aceptación en la gente. Si no sacamos buenos candidatos es muy sencillo: perdemos las elecciones”.

A juicio del diputado José Encarnación Alfaro, exintegrante del CEN del PRI en diversas carteras, también es posible construir acuerdos y consensos en torno a candidatos, siempre y cuando la militancia sea considerada.

“Las unidades impuestas ya no sirven. Lo único que generan es dispersión, desencanto, abandono de la participación política partidaria”, enumera el integrante del movimiento ahora más crítico con la dirigencia.

En la XXII Asamblea Nacional del PRI se debe dar prioridad a la presentación de propuestas para mejorar el país y beneficiar a la sociedad, y no centrarse en el debate sobre las reglas internas del partido, consideraron diputados de esa fuerza política durante la LXII Legislatura.

En un documento difundido ayer, los exlegisladores del Revolucionario Institucional llamaron a no caer en falsos debates rumbo al encuentro nacional, sino buscar decirle a los ciudadanos para qué quiere el partido conservar el gobierno.

“Nuestro real dilema es que se conserve la identidad del partido y el compromiso con un programa y una idea de gobierno inclusivo y comprensible para la sociedad”, señalaron en el pronunciamiento, dado a conocer luego de que integrantes de la bancada priista durante la pasada legislatura se reunieran en la Ciudad de México.

Al encuentro asistieron Manlio Fabio Beltrones, quien fungió como coordinador de la bancada del PRI, y Manuel Añorve, quien fuera vicecoordinador de los diputados priistas en la pasada legislatura, así como Williams Ochoa, ahora legislador local por Chiapas, entre otros.

En el último mes, militantes priistas, entre ellos Ivonne Ortega, exsecretaria general del partido, se han pronunciado porque en la próxima asamblea se modifiquen los Estatutos del tricolor, para acabar con el dedazo en la elección de candidatos, en especial del presidencial.





Sin hacer mención expresa de dicho grupo, los exlegisladores priistas se manifestaron en contra de la confrontación y convocaron a la unidad dentro del partido. “No queremos discusiones que sólo reflejen ánimos de conflicto o lucha de posiciones”, aseguraron.

Agregaron que asistirán a la XXII Asamblea Nacional priista “convencidos de su amplitud para que se manifiesten y escuchen todas las voces y toda la riqueza plural de nuestro partido”, y subrayaron que los asistentes al encuentro deberán reflejar “lo que México y las bases priistas quieren”.

Impulsan gobierno de coalición

En el documento difundido ayer, los exdiputados del PRI también se manifestaron en contra de alianzas electorales “oportunistas” que sólo buscan unirse para desplazar al partido en el gobierno y “poner a otro con la misma imposibilidad de superar los obstáculos del crecimiento económico, el empleo y la desigualdad”.

Sin mencionarlo de forma explícita, hicieron alusión al Frente Amplio Democrático, convocado por el PAN y el PRD, el cual calificaron como un “vehículo” que sólo busca hacerse del gobierno.

“Se juntan las corrientes más disímbolas que hacen de los partidos simples vehículos de ocasión a los que es posible subirse, ir a donde se quiere y a veces pagar o no el costo del pasaje. Pasados los comicios, estas alianzas suelen ser no exigibles ni responsables ante nadie”, expresaron.

Ante ello, insistieron en los gobiernos de coalición, los cuales fueron incluidos en la Constitución como parte de la Reforma Política-Electoral, la cual fue discutida y aprobada en el Congreso durante la LXII Legislatura.

“Solamente así se le podrá dar gobernabilidad a México y se podrán construir mayorías responsables con programas exigibles, eficacia legislativa y de gobierno”, destacaron.

La secretaria general del PRI, Claudia Ruiz Massieu, instaló ayer la Comisión Nacional de Dictamen, encargada de procesar las propuestas derivadas de las Asambleas Estatales y entregar los predictámenes que analizarán las Mesas Temáticas de la XXII Asamblea Nacional.

Al tomar protesta a los integrantes de la comisión, Ruiz Massieu dijo que la Asamblea Nacional será un punto de encuentro entre la militancia y, además, una oportunidad para seguir cohesionando la identidad priista.

Share
Bitnami