En los últimos dos días, diez ejecuciones en Veracruz

*La violencia volvió a repuntar en Veracruz en la segunda semana de julio: en los últimos dos días han sido ejecutadas…

proceso.com.mx

XALAPA, Ver. (apro).- La violencia volvió a repuntar en Veracruz en la segunda semana de julio: en los últimos dos días han sido ejecutadas al menos 10 personas en distintos puntos de la entidad, pese a que la Policía Federal anunció la semana pasada el envío de mil elementos para patrullar las regiones de alta incidencia delictiva y así inhibir a la delincuencia organizada.

En San Rafael, en la comunidad de Vega de San Marcos, un hombre fue encontrado semidesnudo debajo de un limonar, con los ojos vendados, un disparo en la cabeza y huellas de tortura.

En Martínez de la Torre, dos sujetos fueron ejecutados la madrugada de este miércoles; uno en la colonia Enrique Rodríguez Cano y el otro, en la comunidad de Las Cañadas.

Al norte de la entidad, en Tuxpan, tres personas fueron ejecutadas en las últimas horas. Un hombre apareció maniatado y con huellas de tortura, flotando en la laguna de Tampamachoco. Los otros dos, fueron acribillados en el interior del Infonavit Gemenis; uno murió en el lugar de los hechos, el otro, durante su traslado al hospital.

En Jaltipan, al sur veracruzano, los cadáveres de dos hombres fueron hallados cerca del puente de la autopista que enlaza con Texistepec. Ambos tenían huellas de tortura y se encontraban ocultos entre la maleza. Las autoridades los encontraron por las manchas de sangre impregnadas en los matorrales.

En Poza Rica, una mujer fue ejecutada en el fraccionamiento Floresta. Las autoridades no dieron detalles al respecto.

Ayer por la noche en la congregación de Villa Allende, Coatzacoalcos, un hombre fue ejecutado a tiros, aparentemente cuando iba a bordar su automóvil, muy cerca de la obra abandonada del Cristo de Villa Allende.

Los casos

De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), de diciembre de 2016 a mayo de 2017 se registraron mil 218 homicidios en Veracruz. De ellos, 413 fueron con arma de fuego. En la categoría de “otros” entraron 707 homicidios, aunque el Secretariado Ejecutivo no desglosa cuántos entraron en la categoría de cuerpos ejecutados, abandonados a orilla de carretera, en exhumaciones clandestinas o desmembrados.

En junio pasado, el conteo realizado por Proceso y Apro rondó los 100 ejecutados, sin contar los homicidios dolosos del fuero común. De acuerdo con dichas cifras, el 17 de junio fue el día más sangriento en lo que va de la administración de Miguel Ángel Yunes Linares.

Aquel sábado se contabilizaron 16 ejecuciones, entre ellas las del coordinador estatal de la Policía Federal, Camilo Castagne Velasco. Una semana antes del proceso electoral del 4 de junio hubo ocho ejecutados y una semana posterior, 10 más. Todos ocurrieron en fin de semana.

El propio Yunes Linares ha reiterado en diversas ocasiones que 70% de los homicidios dolosos que ocurren en la entidad se deben a “enfrentamientos entre ellos” por el control –dijo– de las actividades ilícitas.

Además, ha vanagloriado al asegurar que su administración va por “300 objetivos específicos” generadores de violencia e integrantes de varias organizaciones de la delincuencia organizada.

En la mayoría de las ejecuciones recientes se han dejado mensajes de amenaza rubricados por el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) contra células de Los Zetas, pero también de amenazas al nuevo gobierno de Yunes Linares y a su secretario de Seguridad Pública (SSP), Jaime Téllez Marie.

Respecto al homicidio de Castagne Velasco y otro policía federal, la semana pasada fuerzas federales detuvieron a integrantes de una célula del CJNG en Puebla. Entre los detenidos se encontraba los cuatro presuntos asesinos de los policías federales acribillados en Cárdel, Veracruz.

En Cárdenas, Tabasco, recientemente fue detenido Hernán Martínez Zavaleta y/o Jorge Martínez López El Comandante H, jefe de plaza de una célula de Los Zetas que operaba en el sur de Veracruz y en el norte de la entidad tabasqueña.

El caso de Martínez López era por demás sui generis. Lo mismo hizo migas con empresarios ligados al PRI como José Antonio Chagra Nacif, que trabó amistad con el empresario y excandidato del PAN-PRD a la alcaldía de Coatzacoalcos, Jesús Moreno.

Share
Bitnami