En México persiste la transmisión de VIH de madre a hijo: José Narro

*En la atención del VIH/Sida, México todavía no ha logrado eliminar la transmisión del…

jornada.com.mx

Ginebra.

En la atención del VIH/Sida, México todavía no ha logrado eliminar la transmisión del virus de madre a hijo; persiste la discriminación de grupos clave, como los hombres que tienen sexo con hombres y de quienes viven con el virus.

No obstante, las medidas de prevención y control emprendidas han evitado 50 mil nuevas infecciones y 65 mil muertes por esta causa, afirmó el secretario de Salud, José Narro Robles.

Durante su participación en el foro Alcanzando la cobertura universal en prevención y atención del VIH, el cual formó parte de la 71 Asamblea Mundial de la Salud, el funcionario advirtió sobre la importancia de que el tema se mantenga visible. Los logros alcanzados hasta ahora son relevantes, pero queda mucho por hacer.

Identificó entre las barreras para seguir avanzando, aunque parezca increíble, la necesidad de reconocer que el problema aún existe, que afecta el desarrollo de personas y naciones, e incumbe a todos.

A 35 años del surgimiento de la epidemia y luego de diversas acciones nacionales e internacionales, estamos ante la posibilidad de detener la enfermedad y con ello cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sustentable adoptados por los países miembros de Naciones Unidas en 2015, indicó.

Luego, el responsable de la política sanitaria de México comentó algunos de los resultados alcanzados por el país, como la disminución de la mortalidad y la incidencia. Se estabilizó la prevalencia del VIH/sida y se mantiene por debajo de 1 por ciento de la población general.

Información del Centro Nacional para la Prevención y Control del Sida, señala que de 1983 al primer trimestre de 2018 se han registrado 196 mil 227 casos de VIH/sida en la nación, de los cuales están vivos 152 mil 787 individuos. Al año, 4 mil 630 personas pierden la vida por esta causa.

En su exposición en el foro de la Organización Mundial de la Salud, Narro Robles comentó que en México ha aumentado la detección temprana del virus y se fortaleció la cobertura universal con los medicamentos antirretrovirales para la personas que tienen el diagnóstico de la enfermedad.

También resaltó que en el sector salud se mejoró la coordinación con las organizaciones de personas que viven con VIH y de la sociedad civil.

Una tarea fundamental ha sido el trabajo explícito y directo con los sectores de la población de alto riesgo, también conocidas como poblaciones clave, que son los hombres que tienen sexo con hombres y sus parejas femeninas, hombres y mujeres trabajadoras sexuales, personas trans, usuarios de drogas inyectables y los que están privados de su libertad.

Se han hecho esfuerzos para reconocer que estos grupos tienen mayor riesgo de adquirir el VIH, pero también que forman parte de la solución. El respeto a los derechos humanos, al igual que el combate a la discriminación de la comunidad LGBTI y la homofobia, han sido fundamentales en la estrategia, subrayó Narro Robles.

Entre las metas que México se ha planteado para los próximos años está eliminar la transmisión perinatal de la infección, asegurar la cobertura universal de los tratamientos médicos que se pueden dar a individuos antes de que se expongan al VIH y de esa manera disminuir el riesgo de transmisión de la infección. Recordó que nuestro país participa con Brasil y Perú en un proyecto piloto con este objetivo.

Share
Bitnami