Estudia sólo 3% de más de 250 mil personas con síndrome de Down

*En el país, más de 250 mil personas padecen síndrome de Down y sólo 3 por ciento de ellas tienen acceso a la educación, señaló Yesenia…

jornada.unam.mx

En el país, más de 250 mil personas padecen síndrome de Down y sólo 3 por ciento de ellas tienen acceso a la educación, señaló Yesenia Escudero, presidenta de la Fundación Mosaico Down, en la presentación de la campaña Lápiz, papel o tijera, organizada en conjunto con Expo Tu Escuela.

Escudero hizo un llamado a que tanto el gobierno como instituciones educativas se involucren más en la enseñanza a las personas con discapacidad. La preparación de docentes y la apertura de más espacios para ellos sería un paso hacia la inclusión, dijo en entrevista.

La principal razón que señalan los padres de niños con síndrome de Down para no llevarlos a la escuela es por la falta de centros educativos, pues son rechazados por no tener más lugares o porque no cuentan con materiales para enseñarles. Esta situación, dijo, los orilla a recurrir a planteles que no están a su alcance económico.

Centros de atención múltiple

Sobre los Centros de Atención Múltiple, de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Yesenia Escudero señaló que éstos reciben a menores con diversos tipos de discapacidades, desde autismo, hasta parálisis cerebral, lo que complica la labor de los docentes y el aprendizaje de los niños, debido a que sus necesidades educativas son diferentes.

Señaló que si se quiere tener una enseñanza inclusiva desde la formación de los maestros, se tendrían que dar a conocer las herramientas para educar a menores con o sin discapacidad. Lo que deben hacer las escuelas es prepararlos para que puedan hacer llegar el conocimiento de dintintas maneras a diferentes niños.

En la Universidad del Valle de México, campus Chapultepec, donde se llevó a cabo la presentación de la campaña, la presidenta de la Fundación Mosaico Down dijo que México está muchos pasos atrás de países como España y Argentina en la inclusión de personas con discapacidad en el ambiente laboral y en la integración con la sociedad.

La inclusión no se logrará si la SEP presenta los mismos programas educativos a niños regulares y con discapacidad, pues estos últimos lo que requieren es aprender conocimiento práctico que les sirva para tener una vida independiente.

Le falta mucho a la dependencia feeral meterse realmente a las aulas y ver qué está pasando, señaló.

La campaña Lápiz, Papel o Tijera tiene como finalidad sumarse al fortalecimiento de la educación para evitar la deserción escolar, así como sensibilizar a la población en el tema de la inclusión como mecanismo de desarrollo y transformación social en beneficio de la niñez.

En el país, más de 250 mil personas padecen síndrome de Down y sólo 3 por ciento de ellas tienen acceso a la educación, señaló Yesenia Escudero, presidenta de la Fundación Mosaico Down, en la presentación de la campaña Lápiz, papel o tijera, organizada en conjunto con Expo Tu Escuela. Escudero hizo un llamado a que tanto el gobierno como instituciones educativas se involucren más en la enseñanza a las personas con discapacidad. La preparación de docentes y la apertura de más espacios para ellos sería un paso hacia la inclusión, dijo en entrevista. La principal razón que señalan los padres de niños con síndrome de Down para no llevarlos a la escuela es por la falta de centros educativos, pues son rechazados por no tener más lugares o porque no cuentan con materiales para enseñarles. Esta situación, dijo, los orilla a recurrir a planteles que no están a su alcance económico. Centros de atención múltiple Sobre los Centros de Atención Múltiple, de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Yesenia Escudero señaló que éstos reciben a menores con diversos tipos de discapacidades, desde autismo, hasta parálisis cerebral, lo que complica la labor de los docentes y el aprendizaje de los niños, debido a que sus necesidades educativas son diferentes. Señaló que si se quiere tener una enseñanza inclusiva desde la formación de los maestros, se tendrían que dar a conocer las herramientas para educar a menores con o sin discapacidad. Lo que deben hacer las escuelas es prepararlos para que puedan hacer llegar el conocimiento de dintintas maneras a diferentes niños. En la Universidad del Valle de México, campus Chapultepec, donde se llevó a cabo la presentación de la campaña, la presidenta de la Fundación Mosaico Down dijo que México está muchos pasos atrás de países como España y Argentina en la inclusión de personas con discapacidad en el ambiente laboral y en la integración con la sociedad. La inclusión no se logrará si la SEP presenta los mismos programas educativos a niños regulares y con discapacidad, pues estos últimos lo que requieren es aprender conocimiento práctico que les sirva para tener una vida independiente. Le falta mucho a la dependencia feeral meterse realmente a las aulas y ver qué está pasando, señaló. La campaña Lápiz, Papel o Tijera tiene como finalidad sumarse al fortalecimiento de la educación para evitar la deserción escolar, así como sensibilizar a la población en el tema de la inclusión como mecanismo de desarrollo y transformación social en beneficio de la niñez.

Share
Bitnami