Familiares ponen en duda versión de la Fiscalía sobre supuesto suicidio de pediatra en Puebla

* A casi tres meses de la aparición sin vida de la doctora Zyanya Estefanía Figueroa Becerril…

proceso.com.mx

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A casi tres meses de la aparición sin vida de la doctora Zyanya Estefanía Figueroa Becerril, sus padres y un médico legista pusieron en duda la versión oficial de que la causa del deceso fue el suicidio, como lo decretó la Fiscalía General de Puebla.

Zyanya Estefanía fue encontrada sin vida en su departamento, luego de darse a conocer que no había llegado a laborar al Hospital del Niño Poblano, lugar en el que realizaba su residencia médica en Pediatría y donde había ingresado hace año y medio.

Con el respaldo de la periodista y activista Frida Guerrera, la familia de la víctima interpuso un recurso legal con el fin de que la Fiscalía General de Puebla realice una reconstrucción de los hechos para determinar la verdadera causa de la muerte.

María Patricia Becerril y Martín Figueroa, padres de la joven doctora, acusaron a la fiscalía poblana de “negligencia, ineficiencia, descuido e ineptitud”, al decretar como suicidio la muerte de Zyanya Estefanía, cuando hay serias omisiones que ponen en duda que esa hubiera sido la causa de su fallecimiento.

La pareja señaló algunas inconsistencias que los hicieron dudar de las primeras versiones de las autoridades poblanas, como que en un principio Zyanya había intentado cortarse las venas y, al no “tener el valor”, decidió colgarse con una mascada; también se les habló de una carta póstuma, cuyo contenido conocieron por redes sociales, y además no fue resguardado el domicilio donde apareció el cadáver.

Los familiares de la joven acusaron a la fiscalía poblana de obstruir la justicia y señalaron que hasta el momento no han sido recibidos por la directora de Hospital del Niño Poblano ni por autoridades de la Secretaría de Salud estatal para atender sus dudas.

“Dejaron perder los videos del estacionamiento del fraccionamiento donde vivía, nosotros no sabíamos que se borraban las imágenes después de un tiempo, pero ellos sí; han pasado tres meses y no nos han llamado, apenas fuimos para que nos dieran información, porque se quedaron con su celular. Sabemos que no sólo no se selló el baño donde supuestamente la encontraron, sino que tampoco se resguardó el departamento, y la descripción de la escena se hizo un día después de los hechos”, denunció Patricia.

En tanto, su esposo cuestionó la explicación que les dieron del supuesto ahorcamiento. “¿Quién, después de cortarse las venas, se ahorca?”, dijo, después de señalar que habría indicios de que las lesiones localizadas en las muñecas de su hija se produjeron tras de su fallecimiento.

En su búsqueda de la verdad, los familiares de Zyanya encontraron el respaldo del médico forense Salvador Miguel Martínez, director de Servicios Periciales Privados, un despacho independiente, quien realizará una reconstrucción de los hechos el próximo jueves 9.

El médico legista, con 13 años de experiencia en medicina forense en el Estado de México, consideró que, al hacer el análisis del expediente, “la hipótesis es que la asfixia es la causa de muerte, (pero) falta determinar si alguien le ayudó, es decir, si fue un homicidio”.

De acuerdo con el perito, las fotografías del cadáver de la víctima no muestran huellas de que la mascada haya sido el instrumento con el que se quitó la vida, además de que el cuerpo fue encontrado en el piso del baño, por lo que habría que determinar si “hay un punto de apoyo del que se hubiera colgado”.

Tras señalar que el perito médico que hizo la necropsia a Zyanya es un médico general, no un experto forense, Miguel Martínez puntualizó que el objetivo de apoyar a la familia de la víctima es “saber qué pasó”.

“Vamos a hacer una reconstrucción el próximo jueves (9) en Puebla, autorizada por la Fiscalía, donde vamos a recrear lo que pasó, la forma en que se encontró (el cuerpo), los instrumentos que se encontraron en el lugar, si existe un punto de sostén para que pudiera quitarse la vida por sí sola o le ayudaron, esa es la duda que tenemos, porque hay indicios que desaparecieron, como las descripciones que hicieron los peritos que ya no están. Vamos a colaborar con la familia para tratar de llegar a la verdad”, puntualizó.

La activista Frida Guerrera resaltó que la Fiscalía de Puebla ha sido omisa en aplicar un protocolo con perspectiva de género, como lo ordenó la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en la sentencia de Mariana Lima Buendía, en 2015, para los casos de muertes violentas de mujeres.

Share
Bitnami