Hallan a tres menores durmiendo en la calle

*Estaban en las puertas de su casa, donde presuntamente el padrastro les impedía el acceso *La mamá en esos momentos estaba trabajando *Autoridades municipales llegaron a tomar nota de estos hechos

Por José Luis Preciado Trujillo
#NOTICIASPV.COM

Elementos de Seguridad Pública Municipal de Bahía de Banderas, rescataron a tres menores de edad en San José del Valle, quienes estaban desamparados en la vía pública y en plena madrugada, mismos que fueron apoyados por los propios vecinos, quienes les prestaron unas sábanas y les dieron comida mientras llegaba la Policía para que se hicieran cargo de ellos.

Los tres menores de edad fueron asegurados esta madrugada del miércoles, por los agentes policiacos, quienes acudieron a atender el reporte, luego de que fueron alertados por unas personas, de que las criaturas tenían toda la noche durmiendo en una banqueta, afuera de la finca marcada con el número 62, de la calle Gladiola, nada más porque su malvado padrastro, quien fue identificado por los vecinos como Lauro Mendoza de 42 años de edad, les había cerrado su propia casa donde viven con su madre de nombre Nicolasa, de 32 años, quien en esos momentos estaba trabajando y él no los dejaba entrar.

Iván Manuel de 14 años, Arturo de 12 y José María de 8 años de edad, son los tres menores que son presuntamente maltratados por su padrastro y en parte también por su mamá, según aseguran los vecinos aledaños al domicilio ubicado en Jardines del Sol, de los que también comentaron que “a diario los dejan en la calle desamparados, no estudian, y su aspecto es muy delicado, no les dan a probar alimento” y no los asean o no los dejan asearse, además de que los obligan a dormir en plena vía pública, en la vil calle, arriesgándolos a que algo malo les pueda pasar.

La madre de los menores, Nicolasa, comentan los vecinos, que ella “trabaja” durante la noche y casi toda la madrugada en una cenaduría de San José del Valle, pero que tampoco les hace caso y también los maltrata, dijeron varias personas a los policías que acudieron a atender el reporte.

Los elementos policiacos luego de acudir al lugar se dieron cuenta de que efectivamente a los menores los tenían en la calle, mientras que el padrastro estaba a gusto dormido bajo techo en la casa de los niños y tenía cerrada la puerta con un candado y una cadena para que ellos no entraran a molestarlo.

Los agentes informan a sus superiores de lo que estaba ocurriendo y luego se hacen cargo de asegurar a los tres menores que fueron llevados a resguardar a las instalaciones del DIF Municipal, para que ellos se encarguen de darles protección mientras que se lleva a cabo el asunto legal por parte de las autoridades correspondientes para definir la situación de estos niños que a simple vista se apreciaban muy maltratados y quiénes ocupan ayuda psicológica por parte de personal capacitado para este tipo de casos que son muy delicados y que además ponen en riesgo su propia vida.

Share
Bitnami