La planta Honda se inundó porque fue construida en una zona altamente inundable: Conagua

*La planta de Honda ubicada en Celaya se inundó “porque está en una zona altamente inundable”…

proceso.com.mx

IRAPUATO, Gto. (proceso.com.mx).- La planta de Honda ubicada en Celaya se inundó “porque está en una zona altamente inundable”, y no por un desfogue inadecuado de la Presa Allende, aclaró el gerente estatal de la Comisión Nacional del Agua, Humberto Navarro de Alba, quien ante los señalamientos por los daños sufridos en la sede de la automotriz japonesa, acusó a las autoridades del sexenio pasado de autorizar la edificación de este complejo industrial en un área con estas condiciones de riesgo en época de lluvias.

“Honda se encuentra en una zona inundable, habría que hacer un análisis hacia atrás para ver quien autorizó que se instalen estas plantas tan importantes en zonas inundables, hay que preguntarles a las autoridades anteriores a ver quién les dio permiso, ¿no?”, dijo el funcionario, luego de varios señalamientos sobre el desfogue de la presa Allende, incluso hechos por el gobernador Miguel Márquez Márquez, quien afirmó que los directivos de la empresa habían solicitado ya la suspensión del desfogue.

El delegado federal fue enfático al explicar que la Conagua actuó con responsabilidad al activar el desfogue ante el riesgo de que reventara la presa por las precipitaciones consecutivas, y señaló que mientras otras empresas de la zona, como Ferromex, atendieron recomendaciones preventivas y tomaron medidas para evitar inundaciones, Honda no las cumplió.

“Habría que preguntarle también a la Honda por qué no atendió algunas recomendaciones de elevar sus terraplenes. Está por ejemplo ahí otra empresa, está por ejemplo Ferromex que está intacta; hizo caso de elevar sus terraplenes 2, 3 y 4 metros y está intacta, y Honda sí está afectada”, dijo.

Según el funcionario, en la zona del complejo automotriz había distintos tránsitos de agua a través de cauces y arroyos “que no se atendieron; les pedimos que construyeran compuertas, que construyeran un terraplén arriba de 3 o 4 metros, no lo hicieron. Hoy por hoy, si se hubieran atendido no estuviéramos viendo este tipo de situaciones. Así que nada, nada de responsabilidad de Conagua”, subrayó Navarro de Alba.

La planta quedó anegada de agua y lodo –con más de 50 centímetros de altura- prácticamente en su totalidad el 29 de junio, tras las intensas lluvias que cayeron en la región en las últimas dos semanas de ese mes.

Esto obligó a los directivos a anunciar que suspenderían la producción de manera temporal.
Honda comenzó a construir su sede en Celaya en el 2012, durante el sexenio del gobernador panista Juan Manuel Oliva Ramírez –mismo que promovió su instalación y cuya administración ofreció los terrenos- y del presidente Felipe Calderón Hinojosa, quienes atestiguaron el arranque de la obra en marzo de ese año, en que se anunció una inversión de casi 1,300 millones de dólares para el complejo en el que se fabricaría el Fit, con destino en un 80 por ciento de la producción a los mercados de Estados Unidos y Canadá.

La planta fue inaugurada en marzo del 2014, ya en los sexenios de Enrique Peña Nieto y el gobernador Miguel Márquez Márquez, quienes asistieron a la apertura del complejo, en el que se previó la producción de 200 mil unidades anuales para la expansión de la empresa en México.

El 29 de junio pasado, el agua entró a la planta y alcanzó un nivel de hasta 60 centímetros, según el reporte de Protección Civil municipal de Celaya.

Este viernes, durante una visita al Distrito 011 de riego, el delegado Humberto Navarro fue cuestionado por medios sobre la situación en la planta y la responsabilidad que habría tenido la dependencia por el desfogue de la presa Allende.

El funcionario federal se refirió al volumen de precipitación que se ha registrado en lo que va de la temporada. Recordó que el año pasado, el estado tenía un registro de 178 milímetros de lluvia recibida y una media histórica que no rebasaba los 200 milímetros, mientras que este año, cuando prácticamente inicia la temporada, en varias regiones del estado se tiene un registro de 400 milímetros de lluvias.

“Esto es un tema histórico, por eso es que nuestras presas han tenido una recuperación importantísima”, señaló.

En el caso de la Presa Allende, durante las tormentas de la penúltima semana de junio tuvo picos de ingreso de casi 3 millones de metros cúbicos por hora.

“Tuvimos momentos muy complicados, tuvimos que hacer los desfogues que conocen. Y los hicimos, para aquéllos que están haciendo algunos comentarios, con total responsabilidad. La Conagua actuó con enorme responsabilidad y con apego estricto a los protocolos que nos marca el Comité técnico de operación hidráulica”, añadió.

Y enseguida, rotundo, afirmó que las inundaciones que se registraron en comunidades de Celaya y Comonfort, así como lo ocurrido en el complejo de Honda, “fue provocado por las importantes lluvias que tuvimos en la Cuenca del Río Laja; todas las presas desbordándose, todo lo que tiene que ver con la bordería que se ha construido en la parte alta sin ningún permiso de la Conagua”.

Esto llevó a la necesidad de desfogar la Presa Allende hasta llegar a la totalidad de la apertura de las compuertas, para sacar alrededor de 280 metros cúbicos, pues, aseguró, “de no haber hecho este desfogue controlado el riesgo hubiera sido muy elevado; de elevar la presa por encima de la normatividad que nos marca el Comité técnico, los problemas y las desgracias hubieran sido mucho más grandes de los que estamos viendo ahorita”

Luego de la declaratoria de emergencia y la solicitud para que la Segob emitiera la respectiva declaratoria por desastre, se están elaborando los diagnósticos para determinar la magnitud de las afectaciones, que alcanzaron a tierras de cultivo y poblaciones de varios municipios, principalmente Celaya y Comonfort.

En el caso de Honda, dijo el gerente de Conagua, las autoridades facilitaron equipo especializado con el que se continúa trabajando en el desalojo del agua de las instalaciones.

“Y hay que decir que no es la primera vez que se inunda Honda…para que quede como anécdota: hicimos un recorrido a la planta y platicando con la población, mucha gente decía: esto era una lagunita, traíamos a los animalitos a pastar aquí, hacíamos días de campo…ellos (la empresa) no han dado a conocer las afectaciones, entiendo que lo van a dar a conocer, pero hemos hecho solidaridad en este caso junto con el gobierno del estado para ayudar a esta empresa”.

Share
Bitnami