Legalizar consumo de mariguana con fines recreativos acotaría violencia en universidades

*Autorizar el consumo de la mariguana con fines recreativos podría ser una alternativa para…

jornada.unam.mx

Autorizar el consumo de la mariguana con fines recreativos podría ser una alternativa para reducir la violencia relacionada con el narcomenudeo en las universidades, de acuerdo con académicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Herminia Pasantes, investigadora emérita del Instituto de Fisiología Celular, explicó las bases neuronales de la acción de las drogas y expresó que las políticas actuales no distinguen entre el uso, el abuso y la adicción.

En la conferencia Drogas: ¿legalización o escandalización?, celebrada esta semana en el Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades (Ceiich) de la UNAM, la experta manifestó que le molesta que se considere el uso de la mariguana como un problema de salud pública, pues no lo es. Los consumidores están enfermos en el momento en el que presentan la adicción y sólo uno por cada 100 adultos que consumen mariguana son adictos, así como cuatro de cada 100 jóvenes.

En cambio, la violencia derivada de la política para combatir el uso de las drogas sí es un problema, dijo. La compra ilegal favorece la corrupción y la extorsión. Lo que tenemos que hacer es proteger a nuestros jóvenes de los entornos negativos y evitar que consumir mariguana los lleve a la cárcel.

La investigadora explicó que hasta el momento no hay estudios que indiquen una disminución en el coeficiente intelectual por su uso, ni tampoco se ha relacionado su consumo con la deserción escolar ni con el incremento de otras adicciones.

Ni los grandes detractores han podido probar que la mariguana sea la puerta de entrada para otras drogas más fuertes, como sí lo podría ser el alcohol. Y los datos son muy claros: mientras el consumo de mariguana va en aumento, el de otras drogas ha permanecido estable, si una fuese dependiente de la otra, las pendientes de crecimiento tendrían que ser paralelas, concluyó la investigadora emérita del Sistema Nacional de Investigadores.

Javier Flores, profesor de la Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM, dijo que si bien el consumo de la mariguana ha crecido en México, es muy bajo si se compara con el de otros países. De acuerdo con el Observatorio Interamericano de Drogas 2015, alrededor de 1.2 por ciento de la población la ha consumido alguna vez, mientras que en Estados Unidos y Canadá el porcentaje es mayor a 40 por ciento.

Consideró que la universidad debería proponer a toda la nación la legalización de la mariguana con fines lúdicos, porque eliminaría automáticamente el contacto de los jóvenes con los delincuentes.

Julio Muñoz Rubio, investigador del Ceiich, opinó que no se puede seguir adelante con esta sociedad de la prohibición, ni con el enfoque que hasta ahora se ha aplicado para combatir a las drogas.

Share
Bitnami