Nuevo casco de realidad aumentada hará más fáciles las tareas de reparación a astronautas

*Los astronautas contarán en el futuro con un casco especial para las reparaciones en el espacio que les permitirá visualizar imágenes y recibir instrucciones por…

jornada.unam.mx

Helsinki/ Miami.

Los astronautas contarán en el futuro con un casco especial para las reparaciones en el espacio que les permitirá visualizar imágenes y recibir instrucciones por medio de unas gafas de realidad aumentada, informó el centro de investigación técnica VTT en Finlandia.

En las gafas, transparentes, podrán ver en forma de animación instrucciones de trabajo. Además, una voz les irá indicando lo que tienen que hacer. La unidad de realidad aumentada ha proporcionado excelentes resultados en el módulo de entrenamiento de la Estación Espacial Internacional (EEI) que está en Colonia, afirma la VTT.

En el proyecto de realidad aumentada financiado por la Agencia Espacial Europea participaron además expertos en Italia, Francia y Grecia. Esta tecnología resulta especialmente apropiada sobre todo para trabajos arriesgados o complicados, explicó el investigador finlandés Kaj Helin.

“Los astronautas consiguen ver la imagen real, pero reciben ayuda en su tarea con flechas, círculos u otros gráficos y reciben instrucciones como ‘aprieta el botón rojo’ o ‘cambia el filtro’”, explicó Helin. Además, con las gafas en el casco se puede hacer visible lo invisible.

Menor margen de error

Se pueden visualizar los datos telemétricos de aparatos y otros sistemas a bordo de la estación espacial, así como los datos de espera, el diagnóstico de los fallos, el nivel de radiactividad, así como de la temperatura y la presión. Con este sistema se espera evitar errores, ser más concretos en las instrucciones de trabajo y realizar las tareas de forma más rápida y eficiente.

Por otro lado, un cohete de SpaceX despegó este lunes hacia el espacio con una carga secreta del gobierno de Estados Unidos, conocida como NROL-76, con lo que la empresa privada estadunidense realizó su primer lanzamiento militar.

La carga de la National Reconnaissance Office, que realiza y opera satélites de espionaje para Estados Unidos, partió a bordo del cohete Falcon 9, informó la compañía.

Unos 10 minutos después del lanzamiento, la parte principal del cohete aterrizó en la base de Cabo Cañaveral.

Share
Bitnami