Reportan grave al sacerdote que fue apuñalado en la Catedral Metropolitana

*El sacerdote José Ángel Machorro, quien fue apuñalado en la catedral Metropolitana el …

proceso.com.mx

 

CIUDAD DE MÉXICO (apro).— El sacerdote José Ángel Machorro, quien fue apuñalado en la catedral Metropolitana el pasado 15 de mayo, está sumamente delicado de salud debido a un problema intestinal de carácter infeccioso.

El padre Machorro ya estaba recuperándose de la agresión que sufrió, en la casa de su familia, en Tehuacán, Puebla, cuando se agravó su salud, según el diagnóstico del Hospital General de Tehuacán.

La valoración médica indica que tiene “un problema intestinal de carácter infeccioso, lo que provoca que su cuerpo se inflame, que tenga baja la presión y que su intestino esté sumamente distendido”.

Dado a conocer por la página de internet del arzobispado de México, SIAME, el diagnóstico médico también señala que además el sacerdote “está afectado del riñón, y sólo orina unos 750 mililitros al día, siendo que está consumiendo una gran cantidad de soluciones”.

SIAME también indicó que los familiares de Machorro están muy preocupados porque el hospital de Tehuacán tiene “muchas limitaciones” y no le puede dar la atención requerida.

La familia tiene la intención de trasladarlo a un hospital de la ciudad de México. Sin embargo, tiene temor de que muera durante el traslado debido a lo delicado de su salud.

En entrevista para Radio Fórmula, el vocero de la Arquidiócesis de México, Hugo Valdemar, confirmó hoy lunes que el padre Machorro tiene estas afecciones intestinales y renales que ponen en riesgo su vida.

De 55 años de edad, Machorro fue apuñalado la noche del pasado 15 de mayo, en la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México, luego de haber celebrado la última misa de ese día.

Share
Bitnami