Responde Trump a críticas: ¿qué creen?, siempre les diré animales

*Donald Trump reafirmó este jueves que algunos inmigrantes son…

jornada.unam.mx

Nueva York.

Donald Trump reafirmó este jueves que algunos inmigrantes son animales y la Casa Blanca declaró que quienes se atrevieron a denunciar los comentarios del presidente el miércoles le deben una disculpa.

Al mismo tiempo, en Nueva York, ocurrió otro incidente que comprueba las consecuencias del clima antimigrante que ha generado este régimen, pero también una respuesta de una capital de inmigrantes.

Trump justificó este jueves el uso del término animales para caracterizar a inmigrantes, al insistir en que en sus comentarios del miércoles –los cuales provocaron múltiples condenas– se referían a integrantes de pandillas criminales, y en particular a los de la MS-13.

“MS-13, esos son animales ingresando a nuestro país. Cuando entran los de la MS-13, cuando otros pandilleros entran a nuestro país, me refiero a ellos como animales, y ¿qué creen? siempre lo haré”. Subrayó, como siempre, que esta amenaza muestra la necesidad de leyes de control migratorio más severas.

La vocera de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, señalando que la MS-13 es una de las bandas más violentas. Agregó que si los medios y los liberales desean defenderla, son más que bienvenidos. Francamente, no pienso que el término que usó el presidente sea suficientemente fuerte.

La consejera de la Casa Blanca Kellyanne Conway afirmó en un tuit que 0“le deben al presidente –y a los que han perdido familiares por la violencia de pandillas– una disculpa”, y reiteró la versión de la vocera de que Trump se refería específicamente a integrantes de pandillas criminales.

El miércoles, en una sesión en la Casa Blanca con republicanos de California que se oponen a las políticas de santuario impulsadas por el gobierno demócrata del estado, Trump respondió a comentarios de sus invitados sobre cómo éstas minan esfuerzos para enfrentar a pandillas criminales como la MS-13, y afirmó: no pueden creer qué tan mala es esta gente. Estas no son personas, son animales.

Políticos demócratas, agrupaciones defensoras de inmigrantes, líderes religiosos y comentaristas deploraron los comentarios. El líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, tuiteó que “cuando todos nuestros tatarabuelos llegaron a Estados Unidos, no eran ‘animales’, y esta gente tampoco”. Varios demócratas más denunciaron el feo lenguaje que proviene de la Casa Blanca, mientras organizaciones de inmigrantes deploraron una vez más la retórica que afirman alimenta una ola de odio antimigrante.

Algunos recordaron que no es la primera vez que Trump ha empleado la palabra animal para referirse a inmigrantes, a los que también ha tachado de criminales. Hay ejemplos desde 2015. Más aún, todos recuerdan que su campaña presidencial arrancó con frases de ese tipo, como cuando acusó a inmigrantes mexicanos de ser violadores y asesinos.

Defensores de inmigrantes han denunciado constantemente que durante su campaña, y ahora como gobernante, Trump y su equipo han empleado esta clase de retórica para criminalizar a todos los indocumentados y fomentar el clima antimigrante.

Más aún, otros señalan la larga y oscura historia del empleo de este tipo de lenguaje en este y otros países contra inmigrantes y grupos vulnerables, incluidos afroestadunidenses, indígenas, judíos, irlandeses y otros. Referirse a grupos marginados como sub-humanos ha sido la manera en que dictadores han justificado el abuso hacia estos grupos, advirtió el comentarista Eugene Scott en The Washington Post.

Mientras tanto, en Nueva York, ofreciendo otro ejemplo más del efecto de la ola antimigrante desatada por este gobierno, un cliente de una tienda de sandwiches en el centro de Manhattan fue grabado gritando a los empleados para que dejaran de hablar en español y amenazó con llamar a la migra. El hombre, identificado como el abogado Aaron Schlossberg, de repente se enfureció porque los empleados estaban hablando en español y, mientras el gerente lo llevaba hacia la puerta, amenazó, mostrando su celular: “mi próxima llamada es a ICE (la agencia de migración) para que echen a cada uno de ustedes de mi país… si tienen las pelotas para venir aquí a vivir de mi dinero –yo pago por su habilidad de estar aquí… lo menos que podrían hacer es hablar inglés”.

El video de Schlossberg, un simpatizante de Trump, se volvió viral y provocó un torrente de críticas contra él y su despacho. (http://hlsrv.vidible.tv/prod/5afcd1c 07cce6e5286c8526d/2018-05-17/hls/playlist_v2.m3u8?PR=E&S=9bjGi439GvpZIn4UtaEg3CqP -iIbTP1x07gfXzs6ZiAeaEeeOsvNyp WAtq _1Q-lo).

New York Daily News, el principal diario local de la ciudad, respondió este jueves con una primera plana que dice en inglés: Mensaje de Nueva York al intolerante que le gritó a mujeres por hablar español en un restaurante: y en letras más grandes, en español: ¡Jódete, idiota! Abajo, entre paréntesis, se lee: “Para los fanáticos que son sólo inglés, dice: Screw you, idiot. New York Daily News.

Share
Bitnami