SSP y PGJ confirman investigación contra mandos policiacos por vínculos con “El Ojos”, como lo adelantó Proceso

*Como lo adelantó Proceso desde hace dos semanas, en sus ediciones 2125 y 2126

 

proceso.com.mx

 

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Como lo adelantó Proceso desde hace dos semanas, en sus ediciones 2125 y 2126 –esta última actualmente en circulación–, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y la Procuraduría General de Justicia (PGJ) capitalinas confirmaron la existencia de carpetas de investigación contra al menos 10 mandos policiacos presuntamente involucrados con la organización delictiva liderada por Felipe de Jesús Pérez Luna El Ojos, en la delegación Tláhuac.

Además, la Procuraduría General de Justicia local (PGJ) destituyó al fiscal José Manuel Everardo Gordillo, y al mando de la Policía de Investigación (PDI) de esa demarcación, por lo menos hasta que concluyan las investigaciones sobre su presunta participación u omisión en los hechos delictivos que azotaban la zona.

En la edición del 23 de julio, en entrevista con este semanario, el jefe de la policía capitalina Hiram Almeida aceptó que la Dirección de Asuntos Internos de la SSP tenía abierta una indagatoria contra al menos 15 elementos de la corporación para deslindar responsabilidades.

En ese reportaje se adelantó que labores de inteligencia de la Secretaría de Marina detectaron que mandos policiacos estaban involucrados con grupos de la delincuencia organizada en esa zona. Por tal razón, tuvieron “gran cuidado en el manejo de la información para concertar la operación”, conocida como Operativo Tango el 20 de julio, que culminó con el abatimiento de Pérez Luna y siete integrantes de su banda.

Además, en el número del semanario que comenzó a circular el pasado 30 de julio, se publicó que entre los mandos investigados están el segundo inspector encargado del despacho de la Dirección General de la Policía de Proximidad en la zona oriente, Carlyle Herrera Flores y el jefe de sector en Tláhuac, Orlando Espinosa Morgan.

Este jueves en conferencia, Almeida Estrada detalló que desde septiembre de 2016 la dependencia a su cargo investiga a 10 elementos por su presunta relación con los hechos delictivos en Tláhuac.

Al momento, dijo, cuatro de ellos están suspendidos y en proceso de destitución, dos fueron cesados del cargo y cuatro más están sujetos a investigación. Para ello, agregó, la Secretaría inició siete carpetas de investigación administrativa, de las cuales se originó una vista a la Contraloría Interna y cuatro a la Fiscalía de Servidores Públicos de la PGJ.

El excontralor capitalino añadió que como “medida preventiva, derivada de identificación de algunas conductas contrarias al deber del correcto actuar policial”, el pasado 17 de abril ordenó la rotación de 230 elementos operativos adscritos a Tláhuac.

Además, aseguró que entre las diligencias de investigación se han analizado 125 horas de videos, entrevistado a más de 100 elementos y analizado más de 250 horas de los sistemas de geolocalización denominado “wasacht” de más de 40 patrullas.

Cese de fiscal

En la misma conferencia, el procurador Edmundo Garrido anunció el cese del fiscal de Tláhuac, José Manuel Everardo Gordillo, y el cuadro de mando de la PDI en la demarcación, a quienes les tomaron su declaración en el Ministerio Público sobre los recientes hechos de violencia.

La decisión, dijo, es “una acción de transparencia mientras la investigación continúa, para deslindar responsabilidades administrativas y en su caso penales”.

En su lugar, dijo el funcionario, fueron nombraron encargados de despacho, quienes coadyuvarán con los órganos internos de control hasta la conclusión de las investigaciones.

Garrido Osorio explicó que la PGJ inició carpetas de investigación en la Fiscalía de Servidores Públicos, razón por la que este jueves realizó un operativo en las instalaciones de la Fiscalía Desconcentrada de Tláhuac.

Esa acción incluyó la declaración de todo el personal en calidad de testigos: El fiscal, 24 agentes del Ministerio Público, 18 oficiales secretarios y 35 elementos de la PDI. Además, se hizo una revisión técnico-jurídica de todos los expedientes radicados en la demarcación.

La PGJ aseguró que “bajo ninguna circunstancia se tolerará el mal actuar de los servidores públicos, a fin de mantener la confianza de la ciudadanía en las instituciones”.

En su edición 2126, Proceso publicó una entrevista con el titular de la PGJ sobre la situación de delincuencia en Tláhuac y el operativo en el que fue abatido El Ojos. En el texto, el funcionario fue cuestionado sobre la investigación de mandos policiacos y de la dependencia a su cargo presuntamente involucrados con esa organización delictiva.

Al respecto, aseguró:

“La investigación está abierta. Tenemos todas las líneas abiertas, por lo que nadie está libre de culpa. Una vez que se agoten, el o los servidores públicos que resulten implicados en la indagatoria tendrán que enfrentar las consecuencias”.

<script async src=”//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js”></script>
<!– 4 agosto 2017 3 –>
<ins class=”adsbygoogle”
style=”display:block”
data-ad-client=”ca-pub-4423823875598765″
data-ad-slot=”9686065139″
data-ad-format=”auto”></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

Share
Bitnami