Vetan en Guanajuato reforma que obligaba a mantener a los hijos hasta los 24 años

*“Podría entrar en choque con la idea de que los jóvenes al arribar a la mayoría de edad deben ser copartícipes y corresponsables de su proyecto de vida”, advirtió el gobernador, Miguel Márquez…

elfinanciero.com.mx

GUANAJUATO, Gto.- El gobernador, Miguel Márquez Márquez, vetó la reforma al artículo 365A del Código Civil en materia de alimentos, que establecía la obligación de los padres a seguir dando manutención a sus hijos hasta los 24 años de edad, mientras sigan estudiando.

Dicha reforma fue altamente criticada por legisladores y organismos empresariales y ciudadanos, que la calificaron como “ley de mantenidos”.

Pero donde más se centraron las críticas es en el hecho de que estos cambios al Código Civil fueron propuestos por el diputado panista Ismael Sánchez Hernández, quien a su vez presentó y perdió una demanda en contra de su padre por no cumplir con su obligación económica desde que el ahora legislador tenía menos de 12 años y que exigía que le pagara los gastos de posgrado que cursaba en el Tecnológico de Monterrey.

El gobernador indicó que el decreto aprobado en materia de alimentos “no introduce mejoría alguna al régimen jurídico actual, que ya previene que la mayoría de edad no suspende ni restringe el derecho del hijo a recibir alimentos, siempre y cuando los necesite”.

Bajo este contexto, se observa que dicha reforma es innecesaria. “De acuerdo con la ley actual en nuestra entidad, en materia de educación, la obligación de los padres de otorgar alimentos no se agota cuando los hijos cumplen la mayoría de edad, ya que la finalidad de proveerlos es para otorgarles una base formativa para que puedan desarrollarse profesionalmente.”

Márquez Márquez consideró que la reforma “podría entrar en choque con la conciencia social sobre los alcances de la responsabilidad de los padres para darles a sus hijos estudios y los valores sociales del esfuerzo, la solidaridad filial y la idea de que los jóvenes al arribar a la mayoría de edad deben ser copartícipes y corresponsables de su proyecto de vida; por lo que puede propiciar efectos adversos en las relaciones familiares”.

El coordinador del Grupo Parlamentario del PAN en Guanajuato, Juan José Álvarez Brunel, señaló que “respetamos y analizaremos las observaciones que al respecto ha enviado el gobernador, pues es muestra del sano ejercicio del equilibrio de Poderes que fortalecen a nuestra entidad”.

Sin embargo, explicó que la iniciativa no surgió de un interés particular, sino que es fruto del diálogo en comisiones. “La reforma no dicta que la manutención a mayores de edad sea obligatoria; se hace referencia a una presunción de necesidad para aquellos jóvenes que se encuentren estudiando, estableciendo como parámetro para esta garantía la edad de 24 años”, dijo.

Expuso que se atendió “a lo indicado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que en Jurisprudencias señala que la obligación de proporcionar alimentos por concepto de educación no se extingue necesariamente cuando los acreedores alimentarios alcanzan la mayoría de edad.”

El coordinador de los diputados locales del PAN puntualizó que la reforma establece textualmente que: “Los menores, las personas con discapacidad, los sujetos a estado de interdicción y el cónyuge o concubinario que se dedique al hogar, gozan de la presunción de necesitar alimentos. Los hijos que se encuentren estudiando, gozan de la misma presunción hasta la edad de 24 años”.

Aseguró que la polémica que ha envuelto al tema ha sido por una mala interpretación. Entre sus críticos, el líder del Consejo Coordinador Empresarial, José Arturo Sánchez Castellano, consideró que la reforma estaba viciada de origen al derivar de un asunto personal, y no abona en nada a impulsar a los jóvenes a alcanzar su desarrollo o en apoyar a que los hijos abonen a la economía familiar.

La reforma había sido aprobada con 18 votos de los diputados del PAN, contra 16 votos de la oposición.

Share
Bitnami